Esencias florales

¿Qué son las esencias florales?

Las esencias florales son extractos líquidos preparados a partir de una infusión de flores silvestres o de jardín diluidos en agua y conservados en cognac, que administrados por vía oral tratan capas profundas del bienestar emocional. Se utilizan como método de sanación emocional; la metodología de producción y uso fue desarrollada por el médico británico Edward Bach en los años 30, infectólogo y homeópata, que protocolizó el sistema en 38 flores sanadoras para diferentes estados emocionales como la ira, el miedo, la tristeza, etc.

Edward Bach descubrió que los desequilibrios emocionales incluso son el origen de muchos problemas físicos. Su sistema curativo fue aceptado por la OMS en 1976 y su eficacia se ha constatado científicamente siguiendo las leyes de la física subatómica.

Para que el tratamiento floral sea un éxito son importantes varios factores: la calidad de las esencias, cómo fueron producidas, la sensibilidad y conocimiento del terapeuta y la manipulación de la fórmula de uso.

Las esencias florales no actúan por la composición química del líquido, si no por la vitalidad energética contenida en la matriz transmitida al agua. Al igual que los medicamentos homeopáticos, las esencias florales tienen una naturaleza vibracional.

Esencias florales

¿Cómo actúan las flores?

A través de su ingesta, paulatinamente las flores actúan sobre las emociones, la vitalidad y el bienestar influyendo sobre la percepción que del entorno tiene el paciente, ayudándole en su proceso transformador, no solamente para paliar sus síntomas, sino para lograr una verdadera sanación.

La terapia con flores de Bach y otros repertorios es totalmente natural, sin contraindicaciones ni riesgo de sobredosis. Armoniza y complementa otros tratamientos, ya sean energéticos, psicológicos o médicos acelerando la curación.

Esencias florales