Limpieza energética

El universo es un océano de energías en el que estamos todos sumergidos, unas positivas y otras no tanto, que nos influyen en nuestro cotidiano sin darnos cuenta.

Cada individuo tiene una frecuencia y armonía única e interactuamos con otras personas, animales, ambientes y radiaciones intercambiando energías de todo tipo de densidad que pueden alterarnos hasta el punto de llegar a bloquearnos y enfermarnos cuando nos saturamos de desperdicios energéticos tóxicos. Síntomas de ello son la falta de vitalidad, alegría y motivación, el stress y un largo etcétera, cuyo origen frecuentemente desconocemos y nos confunde.

La limpieza energética es un proceso de varias sesiones (mínimo cuatro) que consiste en desbloquear, “reparar” y limpiar de restos tóxicos todos los cuerpos energéticos, como las capas de una cebolla: el etérico (matriz energética del cuerpo físico), emocional, mental y espiritual reprogramando el nivel vibracional de todo el sistema con el propósito de recuperar la vitalidad y plenitud.

Limpieza energética