Nuestro cotidiano es movido a muchas prisas y obligaciones, la inercia nos va llevando a descuidar nuestras necesidades, vamos actuando en piloto automático sin mirar un poco dentro, sin prestar atención a nosotros mismos.

Dejamos de observar como estamos, como nos sentimos, que queremos, como pensamos, vamos perdiendo la paz interior, nos olvidamos de la melodía […]