vibrar tu alma

 

Vivimos sumergidos en océanos energéticos, todo vibra, tiene frecuencia, está en dinámico movimiento, inclusive tú. Si sabes de esto, no olvides que el entorno te modifica y tú modificas el entorno, todos creamos las realidades que habitamos y nos habitan.

Cada experiencia, cada emoción, cada pensamiento, cada palabra, cada acción o ausencia, tiene su huella energética, su combinación de luz y de sombra, de energía y vacío, de amor y de su ausencia, de dar y recibir, de compartir, de estar o no en sintonía, de fluir o de bloquearse. Quien elige a cada momento que energía va a vibrar, que estado de consciencia va habitar eres tú, ese es tu poder interior, esas son las semillas que plantas en tus paisajes interiores, con que alimentas tu alma.

Si plantas en tu interior semillas de conciencia, de amor y de luz serán las que florecerán, se harán visibles, verás jardines, bosques, montañas, valles, pero todo lo que siembres se manifestará también, verás tus peñascos, desiertos, incendios, inundaciones. Todo lo que plantes en tu interior de alguna manera dará frutos o no florecerá y traerá carencias…

Recuerda que de acuerdo a lo que vibres, será con lo que sintonices, será lo que manifiestes en tu vida, en tus palabras, tus pensamientos, emociones y actos, sé coherente con tu ser, observa sin juzgarte y sin juzgar, eso ampliará tu visión, traerá claridad.

Si vislumbras el punto de armonía donde eres coherente con tu ser, si eres consciente de esto, procura fluir con la vida, desde el corazón, en comunión con ella, sabiendo que es fuente de manifestación, es tu lienzo para pintar todos los colores que llevas dentro, toda la belleza, la luz, el amor, la armonía que te habita.

 

observar a uno mismo

 

Paola Ostrowicz Fischman

Terapeuta energético y vibracional

www.somosarmonia.com

Somos Armonía